La Gestión de Activos y la Confiabilidad Humana

En la actualidad las empresas están sufriendo una globalización, ya sea porque se trata de multinacionales que operan en diversos países a escala mundial o debido a la continua industrialización de los procesos, apoyados en una mayor comunicación industrial. Esto lleva a las compañías a mejorar sus procesos y sus industrias para ser más competitivas tanto por su gestión productiva como por el correcto estado de su equipamiento.

<<La Gestión de Activos, en inglés Asset Management (AM), es el proceso integral de gestión a través del cual se agrega valor a la organización mediante el uso y cuidado de los activos en todo su ciclo de vida. La Gestión de Activos Industriales puede definirse como: “El juego de disciplinas, métodos, procedimientos, técnicas y herramientas para optimizar el impacto total de los costos, en la vida de un negocio, en su rendimiento y exposición al riesgo,  asociado con índices de confiabilidad, disponibilidad, eficiencia,  mantenibilidad, longevidad y regulaciones de cumplimiento de la seguridad y del medio ambiente, de los activos físicos de una compañía”>>.

La Confiabilidad Operacional es una de las diferentes metodologías y disciplinas a las que las empresas se pueden acoger para gestionar sus activos y obtener una excelencia industrial. Podríamos destacar tres pilares básicos a trabajar para realizar una correcta gestión de activos:

  • Utilizar el Talento Humano idóneo.
  • Gestionar el Conocimiento Permanente.
  • Tomar las Decisiones Óptimas en forma correcta.  

Esto quiere decir que dentro de la Gestión de Activos, un apartado tremendamente fundamental es el Capital Humano y el conocimiento que este ostenta. En este punto estamos hablando del potencial que cada trabajador ofrece dentro de la compañía, de su talento, de su experiencia y de su capital intelectual.

La Gestión del Talento Humano se podría definir como “el sisthttp://confiabilidad.net/assets/uploads/art/RCA/integral_2.JPGema de políticas, procedimientos y prácticas necesarias para planear, dirigir, organizar, ejecutar y controlar la vinculación, compensación, desarrollo y potenciación del Talento Humano de la organización con el fin de fortalecer la generación de valor”. Es decir son todas las herramientas de que dispone la compañía para gestionar y potenciar el talento humano dentro de su organización con el fin de hacerla más competitiva.

Si nos referimos a la Toma de Decisiones en la aplicación de la Gestión de Activos, disponemos de diversas estrategias de gestión moderna. Quizás la más conocida es la Publicly Available Specification (PAS 55).

La Gestión de Activos no es solo un sistema nuevo para gerenciar organizaciones, es una nueva actitud de las personas que participan en él. Implica grandes cambios en los recursos, en las tecnologías y en los objetivos estratégicos. Pero para ello es necesario predisponer permanentemente a ese capital humano, formarlo, liderarlo y motivarlo. Es responsabilidad de la compañía el no desequilibrar la balanza enfocándose únicamente en el equipamiento técnico, en las estrategias o en el producto sin preocuparse en guiar de la mano a sus trabajadores para que participen activamente en este cambio y en un enriquecimiento mutuo.

Artículo basado en la introducción del libro “Confiabilidad Humana. Claves de la Competitividad Organizacional” (Ing. MSc. Oliverio García Palencia. 2013). Imágenes procedentes del mismo autor extraidas de la web Confiabilidad.net.